Serie fermentados. Post nº 1: el Kvas de remolacha

Hace unos días participé en un curso básico de fermentación de alimentos. Yo hace ya unos años que me dedico a la fermentación y elaboración de alimentos fermentados, pero siempre he echado de menos la intercomunicación en éste aspecto, sobretodo cuando aparecen las dudas, o no estás segura de si el resultado ha sido 100% óptimo. Por eso decidí asistir al curso. Era una excelente oportunidad de comprobar in situ, como otros fermentadores expertos realizan sus procesos y poder hacerle todas aquellas preguntas que, durante mucho tiempo, me han rondado por la cabeza.

El curso fué muy, pero que muy enriquecedor. Una de las cosas que principalmente querían transmitir, era el mensaje de que perdiéramos el miedo a la fermentación. Es muy difícil, por el tipo de fermentación y de bacterias involucradas que se produzcan contaminaciones que echen a perder el producto, siempre y cuando se sigan unas normas de elaboración e higiene básicas. De hecho, nada más llegar a casa estaba tan entusiasmada que empecé a preparar algunos ingredientes para realizar, al día siguiente, una nueva tanda de fermentados, algunos de los cuales eran nuevos para mi.

Continúa leyendo Serie fermentados. Post nº 1: el Kvas de remolacha

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ego como orígen del temor en nuestra vida.

El miedo, ese estado que nos atenaza como especie, que proclama conflictos y libra batallas por defender algo tan insustancial como tener la razón, no es más que el resultado de la identificación con el ego. Todos, en mayor o menor grado, tenemos miedo de algo. Pero hay dos tipos de miedo: el miedo visceral, el que genera un peligro o estado de supervivencia y el miedo mental, causado generalmente por deliberaciones fruto de la anticipación de desastres, bien sea posibles o imaginarios.

Pero, ¿cómo influye el miedo en la percepción de nuestra realidad?

En la realidad cotidiana el miedo puede jugar un papel importante a nivel de supervivencia. Pero si visualizamos, por ejemplo una hoguera, el motivo por el cual no pones tu mano en el fuego, no es por temor. Es porque sabes que te quemarás. No necesitas el temor para evitar un peligro innecesario, sólo un mínimo de inteligencia y de sentido común. Para asuntos tan de índole práctica, resulta útil aplicar las lecciones aprendidas en el pasado, ahora bien, si alguien te amenaza con fuego o con violencia física, puede que experimentes algo parecido al miedo. Te encogerás instintivamente ante el peligro, pero éste no es el estado psicológico de temor del que nos ocupa aquí. Continúa leyendo El ego como orígen del temor en nuestra vida.

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como Ver Tu Responsabilidad – Eckhart Tolle

Hoy os comparto un video de uno de los maestros espirituales con la visión más clara y cercana de cuantos han llegado a mis oídos. Desde la profundidad del silencio de la mente, de la aceptación de lo que ES y de la Presencia en el momento presente, se puede llegar a contemplar qué somos más allá del sueño de la vida cotidiana. Más allá de la dualidad, podemos percibir la auténtica naturaleza del Ser, del despertar de la consciencia y de la auténtica magnitud de nuestra experiencia en el plano material de la dualidad. Continúa leyendo Como Ver Tu Responsabilidad – Eckhart Tolle

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo que mereces y lo que necesitas, claves del éxito.

Cuando eres consciente de lo que mereces y por fin te lo concedes, aprendes a priorizarte un poco más a ti mismo, es así como llegará lo que necesitas en realidad. No es magia, ni es el universo tejiendo sus leyes de atracción. Es nuestra propia voluntad para ser felices, para tomar las riendas de nuestra vida…

Empezaremos proponiéndote una pequeña reflexión… ¿Qué es lo crees que te mereces a día de hoy?

Puede que hayas pensado en un descanso. En permitirte que el tiempo discurra un poco más despacio para poder así, apreciar todo lo que te rodea. Disfrutar del “aquí y ahora”, sin estrés, sin ansiedad. Continúa leyendo Lo que mereces y lo que necesitas, claves del éxito.

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Que hay más allá de los límites del ego?

Leyendo un post de un colega bloguero, el cual os recomiendo encarecidamente que leáis antes de continuar con mi escrito aquí, se me ocurrió tratar de dar una visión a su sensacional exposición desde ‘otro lugar’, tal vez como el nombre de esta página indica (“Abismática”), desde un lugar más profundo. Sin ánimo de desmerecer ni de enjuiciar, ni postular que mi visión sea mejor o la más correcta. Simplemente es la verdad que a mi me resuena internamente y la que quisiera compartir con vosotros. Continúa leyendo Que hay más allá de los límites del ego?

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Polivalencia versus especialización

Hoy voy a hablaros de un tema que me ha apasionado desde muy joven. Ya cuando era niña, pero de forma más notoria en mi tierna juventud, cuando pasé del estadio de estudiante adolescente al trance de “hacerte mayor” en la universidad. En esa época, tuve una de mis más flagrantes decepciones en cuanto al sistema educativo y formativo actual. Mi sed de conocimiento en una temática tan extensa y ámplia como la biología, se vió truncada con la entrada en vigor de un nuevo plan de estudios, conocido como el de los “créditos y los cuatrimestres” que nos pilló de conejillos de indias y que, en lo particular, me frustró hasta el punto que abandoné mis estudios universitarios justo al concluir el primer curso. Si, si, habéis leído bien: no cambié de carrera, no. No probé otra disciplina porque como era joven no sabía lo que quería hacer con mi vida, no. Dejé definitivamente los estudios universitarios porque comprobé consternada que, mis anhelos de conocimiento jamás se verían satisfechos con esa forma de enseñar. Y, aunque por fortuna, he encontrado otros métodos y vías alternativas para saciar mi constante -y variada- sed de conocimiento. dejé de interesarme por los grados universitarios, que era justo para lo que el método de enseñanza impuesto tenía validez: para conseguir una licenciatura, osea, un título, a base de talonario (quien dispusiera de él) o de mucho tiempo y trabajo, el que no lo tuviera, pero no para alcanzar el conocimiento. Continúa leyendo Polivalencia versus especialización

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

02. El yugo de Kalhamos (2a parte)

Mientras, en la prisión de piedra, Balhok estaba a punto de ser sometido a un nuevo yugo.

La invocación a Kalhamos era uno de los hechizos más terribles de realizar para los miembros de la orden. Para los aprendices, era la máxima expresión de conocimiento que podían recibir. Y no todos ellos lo conseguían. El costo de su realización se cobraba un altísimo precio, como cualquier otro tipo de magia, pero Xysten sabía muy bien que el precio que él debería pagar para satisfacer a su ambicioso líder, era mucho más alto aún.

Echó un rápido vistazo sobre cada uno de los monjes que meditaban sobre el circulo de invocación que había grabado en la piedra. Un total de ocho monjes participaban en el ritual, cada uno de los cuales realizaba su propio conjuro. La fuerza conjunta de sus hechizos, conferiría a Xysten el poder suficiente para invocar a Kalhamos y someter así al prisionero. Todos estaban preparados. Xysten se ubicó en el centro del círculo, cerró los ojos y respiró profundamente. Empezó a elevar los brazos lentamente, con las palmas hacia arriba a medida que las voces del resto de los monjes pasaban de ser un mero susurro a hacerse paulatinamente más sonoras. Continúa leyendo 02. El yugo de Kalhamos (2a parte)

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

01. El yugo de Kalhamos (primera parte)

Introducción:

En un lejano lugar, a los pies de las áridas montañas del norte, existía hacía tiempos inmemoriales una gran torre negra de la que las leyendas contaban que había sido excavada en roca viva. Allí, tenía su guarida una orden de monjes y aprendices de magia oscura, que adoraban a uno de los más siniestros siervos del mal. En aquellas tierras era conocido como Kalhamos y allí, se invocaba su poder para alcanzar cualesquiera que fueran sus objetivos…

                                              *                  *                  *

La oscuridad devoraba inexorable la estancia, donde tan sólo la lenta cadencia del goteo del agua al precipitarse contra la roca, rompían el ominoso silencio.

Un exangüe hilo de luz, que parecía librar una batalla a muerte para no ser engullido por las tinieblas, penetraba en la estancia a través de unos orificios en lo alto de la negra roca que trataban, con no demasiado éxito,  de hacer las veces de respiraderos. A través de esa tenue claridad se percibía, aún más intensa, la inmensa negrura que lo devoraba todo alrededor.

El olor a humedad y a tiempos ancestrales de eterna clausura, embargaban la sala, cuyos límites apenas se percibían en la oscuridad que todo lo cubría con una atmósfera densa, pesada, casi opresiva.

Las paredes de maciza roca, tal vez excavada en algún emplazamiento subterráneo, o quizás moldeadas a través de la magia hacía tiempos inmemoriales (en cuyo caso eso las convertía en aún más inexpugnables), dejaban entrever marcas que, con el paso del tiempo, el agua había transformado en calcáreas venas que recorrían por doquier la inerte roca. Continúa leyendo 01. El yugo de Kalhamos (primera parte)

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

00. El manantial de la Fuente de Roca

Hoy voy a contaros una historia improvisada que, si las musas de la inspiración permanecen a mi lado se convertirá, espero, en una historia mucho más extensa. De corazón, espero que la disfrutéis.

Introducción: El manantial de Fuente de Roca

El pequeño merendero del bosque estaba desierto esa tarde. En la barbacoa de piedra, sólo quedaban cenizas hacía tiempo extinguidas. Un enorme trozo de leña había sido olvidado, o dejado conscientemente, junto a ella. Elisse, la joven pelirroja, que cada tarde realizaba ese trayecto de vuelta a casa, lo tomó y lo colocó sobre las cenizas, quizá a alguien pudiera serle útil. Esa tarde hacía frío. Un frío anormal para la época del año en la que se encontraban, cuando ya empezaban a despuntar las blancas flores de los almendros. Bajó con cuidado los escalones de la mohosa y humedecida piedra que conducían a la fuente. Del caño manaba un titubeante y atrompicado chorro de agua de la que emanaba vapor. Elisse sabía que no debía beber de esa agua, pero le reconfortó remojarse las heladas manos en la tibieza del líquido elemento. Continúa leyendo 00. El manantial de la Fuente de Roca

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En busca del sentido de la existencia

A lo largo de la historia de la humanidad el hombre se ha hecho preguntas acerca del por qué y el para qué de su existencia, de los motivos de la experimentación, muchas veces dolorosa y terrible, de la existencia humana. Durante mucho tiempo, sobretodo a través de las religiones,  se ha justificado el sufrimiento como el pago que todos debemos realizar para poder acceder a planos más sublimes, aunque éstos siempre reflejaran aquello de lo que precisamente se nos estaba privando en esta vida. Continúa leyendo En busca del sentido de la existencia

Compártelo con tus amigos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •