Serie fermentados. Post nº 1: el Kvas de remolacha

Hace unos días participé en un curso básico de fermentación de alimentos. Yo hace ya unos años que me dedico a la fermentación y elaboración de alimentos fermentados, pero siempre he echado de menos la intercomunicación en éste aspecto, sobretodo cuando aparecen las dudas, o no estás segura de si el resultado ha sido 100% óptimo. Por eso decidí asistir al curso. Era una excelente oportunidad de comprobar in situ, como otros fermentadores expertos realizan sus procesos y poder hacerle todas aquellas preguntas que, durante mucho tiempo, me han rondado por la cabeza.

El curso fué muy, pero que muy enriquecedor. Una de las cosas que principalmente querían transmitir, era el mensaje de que perdiéramos el miedo a la fermentación. Es muy difícil, por el tipo de fermentación y de bacterias involucradas que se produzcan contaminaciones que echen a perder el producto, siempre y cuando se sigan unas normas de elaboración e higiene básicas. De hecho, nada más llegar a casa estaba tan entusiasmada que empecé a preparar algunos ingredientes para realizar, al día siguiente, una nueva tanda de fermentados, algunos de los cuales eran nuevos para mi.

Continúa leyendo Serie fermentados. Post nº 1: el Kvas de remolacha

Como Ver Tu Responsabilidad – Eckhart Tolle

Hoy os comparto un video de uno de los maestros espirituales con la visión más clara y cercana de cuantos han llegado a mis oídos. Desde la profundidad del silencio de la mente, de la aceptación de lo que ES y de la Presencia en el momento presente, se puede llegar a contemplar qué somos más allá del sueño de la vida cotidiana. Más allá de la dualidad, podemos percibir la auténtica naturaleza del Ser, del despertar de la consciencia y de la auténtica magnitud de nuestra experiencia en el plano material de la dualidad. Continúa leyendo Como Ver Tu Responsabilidad – Eckhart Tolle

Polivalencia versus especialización

Hoy voy a hablaros de un tema que me ha apasionado desde muy joven. Ya cuando era niña, pero de forma más notoria en mi tierna juventud, cuando pasé del estadio de estudiante adolescente al trance de “hacerte mayor” en la universidad. En esa época, tuve una de mis más flagrantes decepciones en cuanto al sistema educativo y formativo actual. Mi sed de conocimiento en una temática tan extensa y ámplia como la biología, se vió truncada con la entrada en vigor de un nuevo plan de estudios, conocido como el de los “créditos y los cuatrimestres” que nos pilló de conejillos de indias y que, en lo particular, me frustró hasta el punto que abandoné mis estudios universitarios justo al concluir el primer curso. Si, si, habéis leído bien: no cambié de carrera, no. No probé otra disciplina porque como era joven no sabía lo que quería hacer con mi vida, no. Dejé definitivamente los estudios universitarios porque comprobé consternada que, mis anhelos de conocimiento jamás se verían satisfechos con esa forma de enseñar. Y, aunque por fortuna, he encontrado otros métodos y vías alternativas para saciar mi constante -y variada- sed de conocimiento. dejé de interesarme por los grados universitarios, que era justo para lo que el método de enseñanza impuesto tenía validez: para conseguir una licenciatura, osea, un título, a base de talonario (quien dispusiera de él) o de mucho tiempo y trabajo, el que no lo tuviera, pero no para alcanzar el conocimiento. Continúa leyendo Polivalencia versus especialización

01. El yugo de Kalhamos (primera parte)

Introducción:

En un lejano lugar, a los pies de las áridas montañas del norte, existía hacía tiempos inmemoriales una gran torre negra de la que las leyendas contaban que había sido excavada en roca viva. Allí, tenía su guarida una orden de monjes y aprendices de magia oscura, que adoraban a uno de los más siniestros siervos del mal. En aquellas tierras era conocido como Kalhamos y allí, se invocaba su poder para alcanzar cualesquiera que fueran sus objetivos…

                                              *                  *                  *

La oscuridad devoraba inexorable la estancia, donde tan sólo la lenta cadencia del goteo del agua al precipitarse contra la roca, rompían el ominoso silencio.

Un exangüe hilo de luz, que parecía librar una batalla a muerte para no ser engullido por las tinieblas, penetraba en la estancia a través de unos orificios en lo alto de la negra roca que trataban, con no demasiado éxito,  de hacer las veces de respiraderos. A través de esa tenue claridad se percibía, aún más intensa, la inmensa negrura que lo devoraba todo alrededor.

El olor a humedad y a tiempos ancestrales de eterna clausura, embargaban la sala, cuyos límites apenas se percibían en la oscuridad que todo lo cubría con una atmósfera densa, pesada, casi opresiva.

Las paredes de maciza roca, tal vez excavada en algún emplazamiento subterráneo, o quizás moldeadas a través de la magia hacía tiempos inmemoriales (en cuyo caso eso las convertía en aún más inexpugnables), dejaban entrever marcas que, con el paso del tiempo, el agua había transformado en calcáreas venas que recorrían por doquier la inerte roca. Continúa leyendo 01. El yugo de Kalhamos (primera parte)

00. El manantial de la Fuente de Roca

Hoy voy a contaros una historia improvisada que, si las musas de la inspiración permanecen a mi lado se convertirá, espero, en una historia mucho más extensa. De corazón, espero que la disfrutéis.

Introducción: El manantial de Fuente de Roca

El pequeño merendero del bosque estaba desierto esa tarde. En la barbacoa de piedra, sólo quedaban cenizas hacía tiempo extinguidas. Un enorme trozo de leña había sido olvidado, o dejado conscientemente, junto a ella. Elisse, la joven pelirroja, que cada tarde realizaba ese trayecto de vuelta a casa, lo tomó y lo colocó sobre las cenizas, quizá a alguien pudiera serle útil. Esa tarde hacía frío. Un frío anormal para la época del año en la que se encontraban, cuando ya empezaban a despuntar las blancas flores de los almendros. Bajó con cuidado los escalones de la mohosa y humedecida piedra que conducían a la fuente. Del caño manaba un titubeante y atrompicado chorro de agua de la que emanaba vapor. Elisse sabía que no debía beber de esa agua, pero le reconfortó remojarse las heladas manos en la tibieza del líquido elemento. Continúa leyendo 00. El manantial de la Fuente de Roca

Las emociones afectan a la realidad

Hoy quiero compartir con vosotros un escrito que no me pertenece pero que quería publicar aquí por su contenido. Un contenido que da para debatir y para reflexionar, para plantearse un cambio de enfoque en nuestra vida, dirigido sobretodo a la auto observación de nuestros patrones, para poder detectar en que momento y de que manera, nos estamos entregando a la “autodestrucción”. Continúa leyendo Las emociones afectan a la realidad

Bienvenid@s a Abismática.com

Os doy la bienvenida a mi nueva página web Abismática.com, un lugar en el que leer, crecer, conocer, explorar y descubrir.

Un medio que utilizaré a modo de diario y a la vez como medio para mostrar mi experiencia y aprendizaje y poder compartir con tod@s vosotr@s lo que descubro y escribo.

Con el propósito de compartir mis experiencias y visión de las cosas en el intento de comprender lo insondable de la vida, el sentido mismo de la existencia y sus vaivenes y de navegar por las aguas, unas veces serenas y otras agitadas, de ésta. También deseo homenajear y expresar aquí otros puntos de vista a través de la transmisión de las vivencias particulares, que no tienen porqué ser similares a la mía, de personas que, de un modo u otro, han sido importantes en mi camino.

Espero y deseo que me acompañes en este hermoso y fructífero camino.

¡Buen viaje!